Caballa en Escabeche

Caballa en Escabeche

Caballa en Escabeche

Ingredientes para dos personas 

  • 1 Caballa grande.
  • 1 Cebolla
  • 1 Zanahoria
  • 1 Hoja de laurel
  • 2 Rodajas de limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1/2 Vaso de vinagre de vino
  • 1/2 Vaso de vino blanco
  • 1 Vaso de agua

Elaboración:

  1. Abrir las caballas y sacar los filetes. Quitar las espinas pequeñas con unas pinzas. Sazonarlos con sal.
  2. Pelar la zanahoria y cebolla. Cortar en juliana (tiritas finas).
  3. Pochar las verduras en una sartén con un chorrito de aceite.
  4. Antes de que tomen color, añadir la pimienta, la hoja de laurel, las rodajas de limón y la sal. Mojar con el vino, el vinagre y el agua.
  5. Cocer durante 20 minutos e introducir los filetes de caballa.
  6. En cuanto empiece de nuevo el hervor, apagar el fuego y reservarlo tapado durante unos 10 minutos.
  7. Si se quiere servir frío, dejarlo enfriar en la salsa, y para tomarlo caliente, pasados los 10 minutos, servirlo con algo de su salsa y de sus verduras en juliana.
  8. Yo lo acompañé con unas setas salteadas, pero puedes acompañarlo con una ensalada, patatas, arroz blanco…

Propiedades de la Caballa

La caballa es uno de los pescados azules especialmente más ricos en ácidos grasos omega 3 (tanto en grasas EPA y DHA). Esta grasa tiene la función de proteger el corazón y cuidar nuestro sistema cardiovascular, ayudándonos positivamente a la hora de prevenir una gran variedad de enfermedades cardiovasculares. Además de ello, estas grasas son útiles para bajar el colesterol alto, reducir la inflamación e incluso bajar la hipertensión arterial.

La carne de la caballa supone una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y contiene diferentes vitaminas y minerales. Entre las vitaminas se encuentran las del grupo B como la vitamina B1, B2, B3, B6 y B12, también posee vitaminas liposolubles como A, D y E.

En cuanto al contenido en minerales, destaca la presencia de potasio, fósforo, magnesio, yodo, además de hierro, aunque éste último en cantidad inferior comparado con las carnes.

Valor Energético: 446,5 Kcal

Anuncios

Crema De Zanahoria Con Alcachofas y Albahaca

Crema De Zanahoria Con Alcachofas y Albahaca

Crema De Zanahoria Con Alcachofas y Albahaca

Ingredientes para 2 personas:

  • 4 Zanahorias
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Patata
  • 2 Porciones de quesitos
  • 4 Alcachofas
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Albahaca fresca
  • Limón

Elaboración

  1. Pelar y cortar la cebolla, zanahorias y patata. Saltear con un poco de aceite en una cazuela.Cubrir con agua y dejar hervir unos 20 minutos.
  2. Apartar  del fuego, añadir  las porciones de quesitos  y unas hojas de albahaca.  Salpimentar y triturar con la ayuda de la minipimer.
  3. Pelar las alcachofas,eliminando  todas las hojas duras superficiales, y raspando  el tallo. Cortar la parte final del tallo, dejando solo un poco. Cortar  la parte superior de las alcachofas, casi por la mitad. Introducir las alcachofas en un bol con agua, hielo y limón para evitar que se oxiden.  Sacar las alcachofas y colocar boca abajo sobre papel absorbente, para que escurran todo el agua. Cortar con cuidado las alcachofas, transversalmente, en cuatro trozos.
  4. Pasar las alcachofas por harina y freír en aceite ya caliente.
  5. Servir  la crema  caliente en plato hondo acompañada de las alcachofas y adornar  con unas hojitas de albahaca.
  6. Si lo deseas puedes acompañar la crema con picatostes y taquitos de jamón.

Propiedades de la Zanahoria:

La zanahoria o Daucus Carota es una hortaliza perteneciente a la familia de las Apiacea. El componente más abundante en la zanahoria, al igual que en el resto de verduras y hortalizas, es el agua, seguido de los hidratos de carbono que aportan energía al organismo. Además contienen vitaminas y minerales, por lo que son un excelente alimento debido a sus propiedades para la salud.

Los tonos anaranjados de su pulpa y piel se deben a los carótenos, resultando uno de los destacados el beta-caroteno o provitamina A, que se transforma en vitamina A una vez ingerida y conforme el cuerpo la considera necesaria. En concreto el beta-caróteno es esencial para la visión, el funcionamiento de los sistemas de defensa, la piel o los tejidos internos. El consumo de zanahorias está indicado para las personas que padecen problemas oculares como la sequedad ocular, ceguera nocturna o fotofobia. De igual forma es aconsejable que se incluya en la dieta de los propensos a las infecciones respiratorias. Otros grupos vitamínicos que están presentes en esta hortaliza son E y B (especialmente el acido folico  ). Le confieren propiedades de acción antioxidante que pueden prevenir enfermedades cardiovasculares, degenerativas, e incluso afectar favorablemente al desarrollo del feto durante los primeros meses de embarazo.

El mineral con mayor porcentaje en las zanahorias es el potasio, aunque también se dan niveles discretos de fósforo, magnesio, calcio y yodo. El potasio mejora la generación y transmisión del impulso nervioso, la actividad muscular, así como el equilibrio de agua de la célula.

Valor energético : 328 Kcal