Conoce las Proteínas

Proteinas

Las proteínas son sustancias nutritivas que necesitamos para formar y reparar los tejidos de nuestro organismo; los músculos, huesos y vísceras.

Cada proteína está construida por la combinación de varios aminoácidos. Los aminoácidos son los componentes fundamentales de las proteínas. Hay 2 tipos de proteínas;

Proteínas de origen animal son de alto valor biológico; es decir, tienen la cantidad suficiente de aminoácidos esenciales. Los aminoácidos esenciales son unas moléculas que nuestro cuerpo no es capaz de producirlas por sí solo. Con lo cual debemos ingerirlas con los alimentos.

Los  principales alimentos proteicos de origen animal son:

  • Leche y derivados.
  • Carnes y aves.
  • Huevo; la clara del huevo es el alimento más puro en proteínas.
  • Pescados y mariscos. 

El exceso de consumo de proteínas de origen animal implica el incremento  de grasas saturadas y colesterol 

Proteínas de origen vegetal, son de bajo valor biológico; es decir carecen de algunos aminoácidos esenciales.

Los principales alimentos de origen vegetal son:

  • Cereales; Maíz, avena, centeno, cebada, trigo, pasta, arroz.
  • Legumbres; Soja, lentejas, judías, garbanzos.
  • Semillas y frutos secos; Almendra, nueces, semillas de girasol, pepitas de calabaza.

Las proteínas de origen vegetal se consideran proteínas incompletas. Por ello es importante saber combinar diferentes alimentos. Por ejemplo: Una legumbre con un cereal. Un cereal con un fruto seco.

El consumo de proteínas en la dieta es esencial para reponer las perdidas diarias de nuestro organismo y poder construir nuevas proteínas, pues estas no se acumulan en el cuerpo. En caso de exceso se transforman en glucosa o grasa, eliminando la parte de nitrógeno a través de la orina.

El abuso de proteínas puede ser muy perjudicial para nuestra salud, causando:

  • Trastornos cardiovasculares y obesidad en caso de origen animal por la ingestión de grasas saturadas y colesterol.
  • Los riñones y el hígado se pueden ver afectados pues son los encargados de eliminar las sustancias de desecho que generan las proteínas, como son el amoniaco, la urea y el acido úrico.

Además la proteína animal ayuda a la formación de cálculos renales, pues con ella se elimina mucho calcio que se depura a través de los riñones y se queda acumulado formando piedras. Esto genera en algunas personas problemas de asimilación de calcio. La proteína libera amoniaco que nos puede provocar cansancio, cefaleas e incluso nauseas.

Lo aconsejable es consumir el 12-15% de la energía total de la dieta, de los cuales un 50% animal y 50% vegetal.

Hidratos de Carbono

hidratos

Son nutrientes con función energética.
Son la mejor fuente de energía para el crecimiento, el mantenimiento y la actividad física y mental.
Son moléculas conocidas comúnmente como azúcares.
Distinguimos 2 tipos:

Simples:  moléculas pequeñas solubles en agua y de sabor dulce.
Son descompuestas rápidamente por el organismo y su paso por la sangre es inmediato. Estos azucares carecen de fibras, minerales y vitaminas.
Se encuentran en alimentos como: azúcar, miel, pasteles, bollería…

Complejos: moléculas de gran tamaño, no tienen sabor dulce y que necesitan descomponerse hasta hidratos de carbono simples para poder ser absorbidos en el organismo .Poseen elevado contenido de fibras, vitaminas y minerales lo que relantiza el paso de este nutriente a la sangre.
Se encuentras en alimentos como: pan, legumbres, arroz, guisantes, pasta… (Almidones).
Todos los carbohidratos se convierten en glucosa en el organismo para poderse utilizar ésta como fuente de energía. Se transforman mediante la digestión en carbohidratos mas pequeños y simples y son absorbidos por al mucosa intestinal y de ahí a la sangre.
El índice glucémico establece la cantidad de azúcar que se incremente en la sangre tras un periodo de 2 o 3 horas después de haber comido. El aumento de la glucemia en sangre induce a la secreción de la insulina, esta hormona favorece el transporte de la glucosa al hígado, a los músculos y al tejido adiposo. La glucosa se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos, pero la capacidad para almacenar glucógeno es limitada. Es por ello, que la glucosa excedente es transformada en el hígado y transportada al tejido adiposo, donde se almacenará en forma de grasa.
La mayor parte de la ingesta de hidratos de carbono debe provenir de los azucares complejos en lugar de los simples.
Lo aconsejable es consumir un 55-60% de la energía total de los cuales menos del 10% puede proceder de hidratos simples.

Efectos perjudiciales de la ingesta de hidratos de carbono:
Obesidad: si se produce un aporte excesivo el organismo lo almacenara en forma de grasa.
Diabetes: tras la ingestión de azucares simples aumenta rápido la liberación de insulina, y con el tiempo puede producir agotamiento del páncreas.
Arteriosclerosis: aumenta las grasas con la ingesta excesiva. Las grasas pueden depositarse en la pared arterial ocasionando estrechamiento y desencadenando insuficiencia circulatoria.
Caries dental: el consumo de azúcares simples esta muy relacionado con la aparición de las caries.