Hidratos de Carbono

hidratos

Son nutrientes con función energética.
Son la mejor fuente de energía para el crecimiento, el mantenimiento y la actividad física y mental.
Son moléculas conocidas comúnmente como azúcares.
Distinguimos 2 tipos:

Simples:  moléculas pequeñas solubles en agua y de sabor dulce.
Son descompuestas rápidamente por el organismo y su paso por la sangre es inmediato. Estos azucares carecen de fibras, minerales y vitaminas.
Se encuentran en alimentos como: azúcar, miel, pasteles, bollería…

Complejos: moléculas de gran tamaño, no tienen sabor dulce y que necesitan descomponerse hasta hidratos de carbono simples para poder ser absorbidos en el organismo .Poseen elevado contenido de fibras, vitaminas y minerales lo que relantiza el paso de este nutriente a la sangre.
Se encuentras en alimentos como: pan, legumbres, arroz, guisantes, pasta… (Almidones).
Todos los carbohidratos se convierten en glucosa en el organismo para poderse utilizar ésta como fuente de energía. Se transforman mediante la digestión en carbohidratos mas pequeños y simples y son absorbidos por al mucosa intestinal y de ahí a la sangre.
El índice glucémico establece la cantidad de azúcar que se incremente en la sangre tras un periodo de 2 o 3 horas después de haber comido. El aumento de la glucemia en sangre induce a la secreción de la insulina, esta hormona favorece el transporte de la glucosa al hígado, a los músculos y al tejido adiposo. La glucosa se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos, pero la capacidad para almacenar glucógeno es limitada. Es por ello, que la glucosa excedente es transformada en el hígado y transportada al tejido adiposo, donde se almacenará en forma de grasa.
La mayor parte de la ingesta de hidratos de carbono debe provenir de los azucares complejos en lugar de los simples.
Lo aconsejable es consumir un 55-60% de la energía total de los cuales menos del 10% puede proceder de hidratos simples.

Efectos perjudiciales de la ingesta de hidratos de carbono:
Obesidad: si se produce un aporte excesivo el organismo lo almacenara en forma de grasa.
Diabetes: tras la ingestión de azucares simples aumenta rápido la liberación de insulina, y con el tiempo puede producir agotamiento del páncreas.
Arteriosclerosis: aumenta las grasas con la ingesta excesiva. Las grasas pueden depositarse en la pared arterial ocasionando estrechamiento y desencadenando insuficiencia circulatoria.
Caries dental: el consumo de azúcares simples esta muy relacionado con la aparición de las caries.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s